SEPTIEMBRE 1

17.12.2022

" ...Nuestro Padre que está en los cielos...." Mateo 7:11

Esto significa que estoy ligado a Dios por la relación más íntima y tierna, que tengo derecho a Su amor y Su poder y Su bendición, como nada más podría darme. Dijo Crisóstomo: "Por ese solo nombre de "Padre" confesamos el perdón de los pecados, y la adopción, y la herencia, y la fraternidad respecto de su Unigénito, y el don del Espíritu Santo, porque ninguno puede dirigir ese nombre a Dios sino el que ha gozado a la vez de todos esos bienes. Dos cosas suscita en nosotros el sentido de la oración: el pensamiento de la dignidad de Aquel a quien invocamos, y la grandeza de los dones que en nosotros supone esta oración. "

"Tu Padre"; Hablando del pueblo cristiano, dice el Apóstol que recibió el espíritu de adopción, según el cual clamamos: «¡Abba Padre! (Rom. 8:15), lo cual no es propio de nuestros méritos sino de la gracia que nos hace decir en la oración "Padre". Con ese nombre se enciende el amor en nuestras almas. "Tu Padre", quiere decir que podemos acudir a El con la confianza de hijos, y hasta con la importunidad que tiene un niño pequeño con su padre, cuando le pide, tal vez, algo que es un puro capricho. Se acabaron los tiempos de la ignorancia y del terror, y han llegado los del amor y la gracia; y el amor y la gracia dan derecho a pedir con confianza y hasta con obstinación.¡Oh, la audacia con que podemos acercarnos! ¡Oh, las grandes cosas que tenemos derecho a pedir! Él es "Tu padre, "nuestro Padre". Significa que todo Su infinito amor y paciencia y sabiduría se inclinan sobre mí para ayudarme. Piensa en cómo Él nos conoce aparte y por nosotros mismos, en todas nuestras peculiaridades, y en todas nuestras debilidades y dificultades. Dios, no da cosas nocivas como lo hace un buen Padre. Siempre mejora nuestra oración en cuanto si le pedimos cosas inconvenientes o nocivas nos las niega, como un buen Padre niega al hijo lo que puede dañarle: y en cuanto nos da más y mejor de lo que pedimos si nuestra oración tiene las debidas condiciones. Que el gran Padre de familias tiene siempre insospechados tesoros y abismos insondables de bondad con que regala y hasta sorprende a sus hijos. - Orígenes

"Que está en los cielos". El es "el Alto y Sublime, que habita la eternidad, quien dice: "Yo habito en la altura y la santidad". Isaías 57:15. Él que está el más alto; tan alto, que "se inclina para contemplar las cosas que se hacen en el cielo"; Sal 113: 6, para mirar allí fuera de sí mismo a los santos y ángeles. Él es un Dios, cuya naturaleza es majestad, cuyo lugar es la inmensidad, cuyo tiempo es la eternidad, cuya vida es la santidad, cuyo poder es la omnipotencia, cuya obra es la misericordia, cuya ira es la justicia, cuyo trono es la sublimidad, cuyo asiento es humildad. El apóstol Pablo tiene una descripción igualmente majestuosa del Dios todopoderoso: el único que es inmortal y que habita en luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.1 Timoteo 6:16 que, sin embargo, está por encima de todo nombre o noción, y debe ser considerado como alguien en quien nadie debe pensar. En esto es muy diferente a los hombres, que cuanto más altos son, menos se ocupan de los pobres afligidos.- John Trapp